Ir al contenido principal

Entradas

La Carta de la Semana (16/2/2018): «¡FALTAS TÚ! ¡VUELVE A CASA!»

El absoluto respeto de Dios a nuestra libertad es parte de su ternura. La Cuaresma es una ocasión oportuna para conocer a Dios; para conocer cómo es Dios. Jesús nos ha revelado el misterio de su identidad en la Parábola del hijo pródigo en la que describe nuestra condición de huida permanente y la condición nostálgica del Padre eterno. No nos vendría mal releer varias veces a lo largo de este tiempo dicho texto del evangelio de Lucas (15, 11-32). Un respeto absoluto, una marcha inesperada, una espera decididamente definitiva. Un hijo que no espera la muerte de su padre para heredar, sino que adelanta la muerte del padre exigiéndole la parte de la herencia que le corresponde. Matar al padre. No de hecho, pero sí en su corazón. Actuar como si el padre hubiera muerte. Vivir como si Dios no existiera: una forma de adelantar su muerte.

Por mucho que lo intentemos, que lo pretendamos, que lo imaginemos…, Dios no ha muerto. Su eternidad no es una vida de permanente vigilante de nuestras debil…
Entradas recientes

Providencia divina y mecánica cuántica: ¿puede causar Dios?

Seminario del Grupo de Investigación Ciencia, Razón y Fe, impartido por el Dr. Ignacio Silva el 17 de abril de 2012.

La Carta de la Semana (9/2/2018): "EL VALOR DE LA FIESTA"

¡Qué menos que reconocer el valor antropológico de la fiesta en estas fechas previas al Carnaval!
El estresado hombre de hoy, como el de todos los tiempos, necesita del ocio para poder armonizar la satisfacción de sus necesidades materiales con las espirituales; mediante el equilibrio entre trabajo y ocio, entre acción y contemplación, entre el homo faber y el homo lúdicus. La fiesta no es un momento de pérdida de tiempo, sino de una forma distinta de organizar el tiempo. La fiesta responde a la naturaleza del ser humano que, además de un ser creador de mundo, es un corazón deseoso de alegría.

E Papa Francisco nos recordaba en 2015 que la fiesta es un invento divino: «Hoy hablaremos de la fiesta y decimos enseguida que la fiesta es una invención de Dios. Recordamos la conclusión del pasaje de la creación, en el libro del Génesis que hemos escuchado: «Y habiendo concluido el día séptimo la obra que había hecho, descansó el día séptimo de toda la obra que había hecho. Y bendijo Dios el…

La Carta de la Semana (2/2/2018): "UN 11,5 % MÁS DE HAMBRE"

La Carta de la Semana (19/1/2018): "DISTINGUIR EL TRIGO DE LA PAJA"

¡Qué importante es distinguir lo relativo y secundario de lo fundamental!

Esta distinción es capaz de salvar la humanidad. La lucidez de distinguirlo es el mayor don que se puede regalar a otra persona. Ese sería el corazón de todo proceso educativo. Enseñar y aprender a distinguir el trigo de la paja. Para muchas personas no es fácil alcanzar el núcleo de lo fundamental. Con hasta facilidad nos quedamos en la cáscara de la realidad y en la estética de la existencia. Todo tiene su importancia, pero lo importante es bastante concreto. Descubrirlo es el gran tesoro. 

La existencia no puede malgastarse obsesionados por tener, por brillar... Porque todo se gasta y todo se apaga. En este planteamiento se entiende que lo fundamental se vincula al ser más que al tener. Eso la mayoría lo reconoce sin dificultad; pero nos tienta a todos tener. Y eso no es lo fundamental.

Una escena pedagógica la podemos obtener en cualquier sala de un hospital, especialmente en Urgencias. Allí se aclara con f…

La Carta de la Semana (12/1/2018): "EL FUEGO Y LA FURIA"